Llegaron los filisteos

El descubrimiento más importante de arqueología bíblica en lo que va del año 2016 se anunció el pasado 10 de julio de 2016: un cementerio filisteo en Tel Ascalón, la antigua ciudad bíblica filistea de Ascalón, 56 kilómetros (35 millas) al sur de Tel Aviv y 13 kilómetros (8 millas) al norte de la Franja de Gaza.

 

El anuncio fue hecho por el equipo directivo de la Expedición Leon Levy integrada por arqueólogos de la Universidad de Harvard (Dr. Lawrence E. Stager) y Wheaton College (Daniel M. Master).

 

Hasta este descubrimiento la información arqueológica de los filisteos provenía de las estructuras que dejaron y de sus utensilios y artefactos. Pero el hallazgo de los restos humanos de filisteos en el cementerio cambia dramáticamente este cuadro. "Después de décadas de estudio de lo que los filisteos dejaron atrás - dijo Master- por fin nos hemos encontrado cara a cara con el propio pueblo."[2] Desde un punto de vista arqueológico el cementerio “es una mina de oro de cementerio.”[3]

 

Lawrence por su parte explica la importancia del descubrimiento para el conocimiento que se tiene de las costumbres y ritos funerarios filisteos. "Ha habido páginas y páginas y páginas de estudios, así llamados, hablando de las costumbres funerarias de los filisteos, y el 99 por ciento de ellos no tiene ningún sentido ahora que sabemos realmente cómo eran enterrados."[4]

 

En fin, el descubrimiento del cementerio tiene dos consecuencias significativas para el estudio de los filisteos. En primer lugar, los hallazgos fortalecen la opinión prevaleciente de que los filisteos eran originarios de la cultura griega que se desarrolló en la región del Mar Egeo para los siglos XVII a XII antes de Cristo, conocida como la civilización micénica. El Mar Egeo es el mar que divide a Grecia de Turquía. Esta relación de los filisteos con la civilización micénica se había establecido a través de hallazgos arqueológicos, mayormente de alfarería,[5] en Gat (Tel es-Safi),[6] Ecrón (Tel Mikné), en el propio Tel Ascalón[7], y en otros lugares de Filistea.[8] Sobre estas bases la opinión mayoritaria ha sido, en palabras de la arqueóloga Ann E. Killebrew, que “[l]os filisteos bíblicos pueden definirse mejor como los descendientes y herederos de la cultura altamente sofisticada y cosmopolita de la tardía Edad de Bronce del mundo Egeo.”[9]

 

Por otra parte, los restos humanos encontrados en el cementerio filisteo en su gran mayoría se encontraban íntegros, bien preservados. Esa es una gran noticia porque esa circunstancia permite que se hagan pruebas de ADN en los restos para descubrir su perfil genético, y esperanzadoramente saber más sobre el origen étnico y geográfico de los filisteos.

 

Ahora bien, la Biblia no es del todo clara sobre el origen del pueblo filisteo. En Génesis 10:13-14 se hace referencia al origen de los filisteos diciendo que: “Mizraim engendró a Ludim, a Anamim, a Lehabim, a Naftuhim, a Patrusim, a Casluhim, de donde salieron los filisteos, y a Caftorim.” Este pasaje expresa que los filisteos provenían de Casluh. Pero Amós 9:7 dice que provienen de Caftor: “¿No hice yo subir a Israel de la tierra de Egipto, de Caftor a los filisteos, y de Kir a los arameos?”

 

Como es de notar, en ambos textos se menciona Caftor, en Génesis se usa su gentilicio (”la gente de Caftor”) y en Amós el nombre propio. No obstante, en Génesis se dice que los filisteos salieron del pueblo Casluh pero en Amós se indica que subieron de Caftor. La que dice Amos sobre que el pueblo filisteo llegó a Canaán proveniente de Caftor se reafirma además en Deuteronomio 2:23[10] y Jeremías 47:4.[11] Esta aparente discrepancia entre el texto de Génesis por un lado y Deuteronomio, Amós y Jeremías por otro se ha tratado de explicar armónicamente de varias maneras, a saber: (1) que hubo una trasposición del orden de los nombres en Génesis 10 por un error de copista en la transmisión del texto, de forma que se intercambiaron los nombres Caftor y Casluh[12]; (2) que Casluh y Caftor son sinónimos o lugares estrechamente relacionados; (3) que los filisteos provienen de los Casluhim  por vía de Caftor – después de todo el texto bíblico no dice que los filisteos son los Caftorim o los Casluhim sino que provienen de ellos-[13]; según este punto de vista, los antepasados de los filisteos primero estuvieron en Egipto y de allí subieron a Canaán.[14]

 

Otro problema que presentan las Escrituras es la identificación de Casluh y de Caftor. Sobre la identificación de Casluh solamente se puede decir la conocida frase “sólo Dios sabe.”[15] Pero el consenso es que Caftor se refiere a la isla de Creta, localizada al extremo sur del Mar Egeo. Sin embargo ese consenso es cauteloso. Por ejemplo, J.A. Thompson sugiere que Caftor “puede denotar de forma general a Creta y las islas del Mar Egeo de donde provinieron los filisteos y otros grupos de las gentes del mar en los siglos doceavo y onceavo antes de Cristo.”[16]

 

“Gentes del mar” es un apelativo para designar a una serie de pueblos que invadieron Egipto y el Cercano Medio Oriente en los siglos XII y XI antes de Cristo y que se mencionan principalmente en las inscripciones egipcias de tiempos de Ramsés III de Egipto (siglo XII, Dinastía XX). De acuerdo a la opinión de la mayoría de los estudiosos, los filisteos son parte de esos pueblos del mar identificados en las inscripciones como los Peleset. “Pero, aparte de la semejanza de los nombres, no existe nada para confirmar esta hipótesis.”[17]

 

Es evidente que poco sabemos con certeza sobre el origen de la civilización filistea en la costa palestina. Tampoco sabemos de su literatura, ni siquiera de su lenguaje. Es por eso que los hallazgos de las excavaciones en Ascalón son tan importantes, en especial el descubrimiento del cementerio fenicio. Pronto sabremos algo más de uno de los pueblos más renombrados de la antigüedad. 

 

 

 

 

[1] Los informes de las excavaciones (4 en total hasta el 2012) pueden obtenerse gratuitamente en inglés visitando: http://digashkelon.com/current-projects/ (lugar visitado el 15 de julio de 2016).

 

[2] Citado por Megan Sauter, First-Ever Philistine Cemetery Unearthed at Ashkelon, Bible History Daily, 10 de julio de 2016, revisado el 11 de julio de 2016, http://www.biblicalarchaeology.org/daily/ancient-cultures/ancient-israel/first-ever-philistine-cemetery-unearthed-at-ashkelon/. Sauter ha excavado por 5 años con la Expedición Levy.

 

[3] Collin Wash, “Unearthed bones bring Philistines to life,” Harvard Gazette, 10 de julio de 2016, visitado el 12 de julio de 2016, http://news.harvard.edu/gazette/story/2016/07/in-long-hidden-bones-a-first-glimpse-of-philistine-lives/

 

[4] Ibid.

 

[5] “Archaeological News and Notes,” Bible and Spade 4 Num. 2 (Spring 1991): 56.

 

[6] Un altar de dos cuernos fue descubierto en Tel es Safir en el 2011. De acuerdo a los conocedores, los altares cananeos eran típicamente de cuatro cuernos y los de dos cuernos eran propios de la cultura griega. “Where Did the Philistines Come From? Horned altar from Tell es-Safi hints at the origins of the Philistines,” Bible History Daily, 20 de mayo de 2016, revisado el 17 de julio de 2016, http://www.biblicalarchaeology.org/daily/biblical-artifacts/artifacts-and-the-bible/where-did-the-philistines-come-from/

 

[7] Eric H. Cline, 1177 B.C.: The Year Civilization Collapsed (Princeton, NJ: Princeton University Press, 2014), 122. Kindle.

 

[8] Assaf Yasur-Landau, The Philistines and Aegean Migration at the End of the Late Bronze Age (New York, NY: Cambridge University Press, 2014), 180, 218-219.

 

[9] Ann E. Killebrew, Biblical Peoples and Ethnicity: An Archaeological Study of Egyptians, Canaanites, Philistines, and Early Israel, 1300–1100 B.C.E. (Atlanta: Society of Biblical Literature, 2005), 234.

 

[10] “Y a los aveos que habitaban en aldeas hasta Gaza, los caftoreos que salieron de Caftor los exterminaron y habitaron en su lugar” (RV95). 

 

[11] “Porque Jehová destruirá a los filisteos, al resto de la costa de Caftor” (RV95). En orden histórico, los libros son Génesis, Deuteronomio, Amós y Jeremías. (Quien escribe no acepta la hipótesis deuteronomista iniciada por Noth. Cf. Gary N. Knoppers y J. Gordon McConville, eds., Reconsidering Israel and Judah: Recent Studies on the Deuteronomistic History (Winona Lake, IN: Eisenbrauns, 2000).

 

[12] Así, en la versión DHH (“los casluhítas y los caftoritas, de quienes descienden los filisteos”) y en la NIV (“los caslujitas y los caftoritas, de quienes descienden los filisteos”). Pero este orden no corresponde al Texto Masorético.

 

[13] Allen P. Ross, “Studies in the Book of Genesis Part 3: The Table of Nations in Genesis 10—Its Content,” Bibliotheca Sacra 138 No. 549 (Jan 1981): 27: “La cláusula en la tabla sugiere migración y no linaje. Amos dice que los filisteos son de Caftor en el mismo sentido que Israel era de Egipto, migración y no origen. La dificultad puede resolverse mirando a su origen y a su migración desde las bases a través del Egeo Kaftor en el Delta y, finalmente, en Palestina.”

 

[14] Victor P. Hamilton, The Book of Genesis: chapters 1-17, NICOL (William B. Eerdmans Publishing, 1990), 340-341. Debe mencionarse que toda esta discusión da por sentado algo que no es de necesidad históricamente cierto: que se trata de un mismo pueblo y una misma migración, aunque sea en dos o tres etapas.

 

[15] Flavio Josefo menciona a Casluh (Ceslem) como una ciudad destruida en la guerra entre Egipto y Etiopia bajo Tutmosis II (1492-1479 a.C.). Antigüedades I: 6:2. Pero, en buena medida “Casluhim es un misterio.” Victor P. Hamilton, Genesis, 340.

 

[16] J.A. Thompson, The Book of Jeremiah, NICOL (Grand Rapids: Wm. Eerdmans Publishing, 1980), 697. Además, sobre la inseguridad de identificar Caftor con Creta, véase: Russell Dell, “The Philistines”, Central Bible Quarterly Núm. 21:2 (Verano 1978): 22-24.

 

[17] Marc Van De Mieroop, A History of the Ancient Near East (Malden, MA: Blackwell Publishing, 2004), 192. Existe una tercera edición de esta obra publicada en el 2015. El libro de Eric H. Cline, ya citado, trata sobre las invasiones de los pueblos del mar y sus consecuencias.

Please reload

Entradas  recientes

500 AÑOS DEL PRIMER NUEVO TESTAMENTO GRIEGO IMPRESO

April 18, 2016

1/3
Please reload

Otras entradas

March 23, 2016

Please reload

Archivo