¿Fue Jesús un carpintero?

Eso es lo que indirectamente dicen nuestras biblias. De acuerdo a Marcos 6:3 la gente de Nazaret se preguntaba sobre Jesús diciendo “¿No es éste el carpintero, hijo de María…?”  Mientras que en Mateo 13:55 la pregunta se registra así: “¿No es éste el hijo del carpintero?”. Uno puede concluir de estas dos versiones de la pregunta que Jesús aprendió la ocupación de José y se hizo carpintero. Esa es la ocupación que debió haber ejercido antes de ser bautizado en el Jordán.

 

Después de todo, Jesús no comenzó su ministerio tan pronto alcanzó la edad de trabajar y bastarse por sí mismo según las costumbres de su época. Lucas nos dice que “Jesús, al comenzar su ministerio, era como de treinta años”. Es razonable suponer que Jesús no vivió hasta esa edad viviendo de una herencia o de la asistencia pública, que, por cierto, no existía. Menos razonable es creer que Jesús llegó a esa edad siendo una carga económica para su familia. Lo normal, lo que era de esperarse, era que un joven capaz se dedicara a alguna ocupación para su sustento.

 

Lo anterior nos lleva a lo de ser carpintero. La palabra que se traduce como “carpintero” en Marcos 6:3 es la palabra griega τέκτων, tekton. Esta es la traducción más aceptada, inclusive en otros idiomas. Pero los léxicos modernos nos proveen una definición un poco más amplia.

 

Según las autoridades, la palabra tekton se usa con referencia a un artesano, una persona diestra en trabajar con las manos en una actividad que requiere destrezas especiales; incluye al carpintero, pero también puede incluir a un constructor o contratista, o a un alfarero, entre otras profesiones. De hecho, nuestra palabra “arquitecto” provine de la unión de las palabras griegas ἀρχι, arji (o archi), que significa primero o principal, y tekton, que en este caso se entiende como “constructor”. Seguramente, esa es igualmente la razón por lo que la International Standard Version traduce tekton como builder (constructor) en Marcos 6:3. Vea τέκτων en Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon aquí; y en Bauer, Walter, Frederick W. Danker, William F. Arndt, and F. Wilbur Gingrich. A Greek-English Lexicon of the New Testament and Other Early Christian Literature (3era. ed. Chicago: University of Chicago Press, 2000).   

 

Entre otros autores, Ken M. Campbell ha realizado un estudio del uso de la palabra tekton en el griego clásico y del siglo I, y de su equivalente en el Antiguo Testamento. De acuerdo a Campbell: “Es evidente que la palabra [tekton] no significa "carpintero" como esa palabra se entiende hoy en día. En el contexto del Israel del siglo primero, el τέκτων era en general un artesano que trabajaba con piedra, madera, y a veces en metal, en proyectos de construcción grandes y pequeños”. En la segunda parte de su estudio, Campbell realiza un análisis del vocabulario e imágenes retoricas usadas por Jesús donde destaca las imágenes de Jesús relacionadas con la construcción como las de Lucas 14:28-29 (construcción de torre), Mateo 7:23-25 y Lucas 6:46-49 (casa y cimientos), y la de Mateo 21:42, Marcos 12:10 y Lucas 20:17 (piedra angular). Luego de ese análisis Campbell llega a la siguiente conclusión:

 

A la luz de todo este conocimiento del sector de la construcción es difícil resistirse a la conclusión de que Jesús estaba involucrado en la actividad de construcción. Y es significativo que las dos referencias claras a la madera: una, la famosa referencia a la viga de madera y la paja en Mateo 7: 3-5, y la otra es la referencia a la humedad vs. madera seca en Lucas 23:31 (también existe la mención de- posiblemente de madera-puertas en Mateo 7: 13-14). Estas referencias a la madera no indican la actividad de un trabajador de la madera. En verdad son aspectos del trabajo del constructor; es madera para construcción lo que está a la vista. En contraste con estas pocas referencias a la madera,  se encuentra la abundante variedad de referencias y alusiones a objetos de piedra y edificios... Ken M. Campbell, “What Was Jesus' Occupation?” Journal of the Evangelical Theological Society 48:3 (2005). Puede leer el estudio de Campbell aquí.

 

Muchos han adoptado la opinión de que la ocupación real de Jesús fue la de constructor fundándose en el uso de la palabra tekton. Pero, en honor a la verdad, el uso de tekton no prueba que Jesús fuera contratista en oposición a carpintero. A lo más, lo que nos dice es que Jesús pudo haber ejercido una de esas ocupaciones…u otra. La prueba que pudiera alterar la balanza es la que propone Campbell: Jesús usa un vocabulario y unas imágenes retoricas que son las que se espera use un constructor de aquellos tiempos. Pero con todo, el análisis de Campbell y de otros, no es de por sí definitivo, pues tienen una dosis significativa de subjetividad y no son susceptibles de corroboración extrínseca.

 

Por lo dicho, a la pregunta, ¿cuál fue la ocupación de Jesús?, con honestidad sólo podemos contestar “carpintero o constructor”. O mejor, podemos tomar prestado el título del libro de Josh McDowell y decir que seguramente Jesús fue “más que un carpintero”.

 

Please reload

Entradas  recientes

500 AÑOS DEL PRIMER NUEVO TESTAMENTO GRIEGO IMPRESO

April 18, 2016

1/3
Please reload

Otras entradas

March 23, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Búsqueda por Tags
Please reload

Síguenos
  • YouTube Social  Icon
  • Facebook Basic Square
  • Pinterest Classic
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Comentarios Facebook